jueves, 20 de agosto de 2015

BASTA

Pese a saber que nadie me lee, encuentro en este blog una liberación y un desahogo que no encuentro en ningún otro lugar.
De lo que quiero hablar hoy, al igual que en mi anterior entrada es sobre el cansancio continuo que me causa mí vida, mí suerte, y todo lo que me pasa; positivamente parte de lo que me pasaba hace unos meses se solucionó, puede volver a Lanús, a mí barrio, con mi familia, tengo nuevamente un hogar al que amo y sobretodo con la gente que amo, conseguí otro trabajo, al cual también amo y me cierra por todos lados, en cuestión económica, horaria, básicamente en todo, pero como lamentablemente en mi vida los momentos buenos y felices son efímeros, estoy como al principio, hace tres meses que no cobro, y hay posibilidades de que me quede (nuevamente) sin trabajo por temas puramente burocráticos; me siento invadida de bronca, rabia, impotencia y una mezcla de sentimientos encontrados puramente negativos, en especial por el hecho de que a estas alturas realmente necesito esos tres sueldos, tengo millones de deudas y cosas que pagar de las cuales estoy sola en el mundo, porque mis viejos no me pueden bancar, y como si esto fuera poco, la posibilidad de cobrar la siento cada vez más lejana, prometen y prometen que "esta semana se cobra" y pasó los días esperando que eso se cumpla hace meses ya, estoy cansada, harta de esta inestabilidad constante de mí vida, de poder estar bien solo por momentos, yo siento y estoy en un 100% segura de que no me lo merezco, no sé cómo solucionar esto, a quién recurrir, el cansancio me superó y me sacó las ganas de todo, lo único que quiero es estar bien, y salir adelante.


No hay comentarios: